Valeriana officinalis, comúnmente llamada valeriana común, valeriana de las boticas o valeriana medicinal, es una herbácea perenne, perteneciente a la familia de las Valerianáceas.

Nativa de Europa y algunas partes de Asia, ha sido introducida en América del Norte. Es bastante común en los bosques húmedos y al borde de corrientes de agua, desde las llanuras hasta las zonas submontañosas.

En farmacología y fitoterapia se utilizan los órganos subterráneos (rizomas, raíces y estolones) o habitualmente sus fitoextractos.
Al ser pulverizada, tiene un color pardo claro y un olor típico, penetrante y desagradable que recuerda al queso curado.

Las larvas de algunos lepidópteros (mariposas y polillas) se alimentan de ella.

Descripción

Es una planta perenne muy variable con el tallo simple que alcanza los 20-120 cm de altura. Los rizomas son ovoides o cilíndricos de 3-5 cm, color gris-amarillento, cubiertos por muchas raíces de pequeño diámetro, casi cilíndricas y del mismo color que el rizoma. Las hojas son pinnadas con foliolos dentados. Las flores son pequeñas de color rosa pálido, surgen en un denso corimbo terminal en primavera y verano.